Fundación Divina Pastora El futuro lo es todo
Fundación Divina Pastora > La Fundación > Cultura

Zarva Barroso: “Hay que educar para que la gente aprecie más los cómics”

José Salvador Barroso (Zarva Barroso) (Ubrique, 1982) llegó a Valencia un 9 de octubre hace trece años. Dejaba Sevilla, donde había estudiado Bellas Artes, con la idea de trabajar como diseñador gráfico, pero, después de pasar por varias agencias, decidió dedicarse a la que desde pequeño había sido su pasión: el cómic. Ha escrito varias historias cortas y en 2012 fue cocreador del fanzine online Dílo! Espacio creativo para lenguas inquietas donde abordaban un tema desde muchas vertientes diferentes (arte, filosofía, cómic…). Barroso ha extrapolado el cómic al formato artístico de la instalación, como en el caso de “Think TV” durante la XVII Muestra de Arte Público de la Universidad de Valencia.

Tras la muerte de su padre, empezó “Don Barroso”, obra con la que ahora ha ganado ex aequo, junto con Manuel Antonio García (Mandrágora), el IV Premio Divina Pastora de Novela Gráfica Social que organiza la Fundación Divina Pastora.  “Don Barroso” rinde homenaje a su padre, músico perteneciente a una banda de música. La historia refleja paralelismos entre los últimos días de vida del personaje y la demolición del edificio de la sociedad musical que le acompañó durante toda su vida. Refuerza la relación entre esta demolición y la destrucción de la música en un sentido más amplio y metafórico y todo esto con el personaje. Rosa Laparra, gerente de la Fundación, habla con Zarva Barroso sobre su obra y sobre lo que ha supuesto este premio.

Rosa Laparra: ¿Qué ha supuesto para ti ganar el IV Premio Divina Pastora de Novela Gráfica Social?

Zarva Barroso: Es una doble alegría ya que, por un lado, se está valorando mi trabajo y por otro, me da la oportunidad de poder publicar una obra que considero muy cercana a mí y a la gente que me rodea.

Rosa Laparra: ¿Qué representa para ti, dentro de tu trabajo de autor de cómic, esta obra?

Zarva Barroso: Muchas cosas. Es un empujón para seguir apostando por lo que quiero hacer y por intentar vivir de lo que me gusta. Y, aunque suene muy mágico, también es una forma de que mi padre siga existiendo. Es una manera de que no se pierda la memoria y pueda llegar a más personas cómo era él, su relación con la música y las cosas que hacía. Me gusta saber que esta historia despertará sentimientos en muchas personas.

Rosa Laparra: ¿“Don Barroso” es tu primera obra relacionada con la novela gráfica social?

Zarva Barroso: Es la primera novela, la que tengo más avanzada y la que voy a publicar. He hecho más historias de tipo social, pero no son novelas, son historias cortas. Por ejemplo, en “Little Pepito. El niño Pájaro” hablo de cómo muchos padres en esta sociedad no atienden a sus hijos y cómo estos tienen que crear su mundo interior para suplir esas carencias. En “Cárcel de carne”, otra historia corta que he escrito, abordo el tema de la transexualidad masculina.

Rosa Laparra: ¿Cómo ves tu evolución en este tiempo?

Zarva Barroso: Me veo con las ideas más claras. Con “Don Barroso” veo cómo he evolucionado porque es una historia que empecé a pensar hace cuatro años y precisamente como va unido a un proceso de duelo y de superación, he estado revisando la historia constantemente. Es esto lo que también me ha impedido avanzar más rápido.

Rosa Laparra: ¿Qué técnicas utilizas en tus trabajos y cuáles prefieres?

Zarva Barroso: Ahora mismo estoy apostando por lo digital, pero me gusta lo tradicional, dibujar a mano… “Don Barroso” está hecho de manera tradicional, dibujo primero a lápiz, entinto, escaneo y luego digitalmente le pongo el color. Normalmente suelo trabajar así, aunque a veces lo hago todo por ordenador. Otras veces, dibujo a mano, pero luego lo escaneo y lo entinto directamente con el ordenador. Trabajo así cuando hago trabajos de gran formato.

Rosa Laparra: En tu obra “Don Barroso” se aprecia un trabajo lleno de detalles, de color, se observa el entorno, se ve cómo los personajes cobran vida… ¿Te cuesta mucho llegar a tener esto?

Zarva Barroso: Me gustan los detalles porque pretendo que la persona que lo vea pueda imaginárselo tal cual es o tal cual yo lo veo y siento. Al principio, cuesta un poco. Yo primero estudio los personajes. Por ejemplo, creé a Don Barroso y luego estudié las proporciones, las expresiones, las caras….quería que cuando una persona viera a Don Barroso le transmitiera ternura. En cuanto al entorno de la historia, en este caso,  parto de uno que existe, que es mi casa y mi pueblo, lo visito mucho, me paseo por allí… En esta obra tenía claro quién quería que saliera y dónde, pero sin duda lo que más me ha costado es el tratamiento de los sentimientos y cómo reflejarlo tanto en personajes como en el resto de los elementos.

Rosa Laparra: ¿Qué significa el color para ti dentro de tu obra?

Zarva Barroso: Lo vinculo a las emociones. Es un concepto más. Lo pienso muy bien porque dependiendo de cómo lo uses, transmite cosas o no. Cuando no lo utilizas, también hay un porqué.

Rosa Laparra: ¿Cuál crees que es la situación del cómic en España? ¿Se puede vivir de él en España?

Zarva Barroso: La verdad es que es difícil, pero no solo la situación del cómic, sino de la cultura en general. Aunque siempre hay factores externos que influyen, creo que también depende de cada persona. Es complicado, pero no solucionamos nada pensando que es difícil sin hacer nada para cambiar la situación. En mi caso, como dibujante, mi compromiso no solo gira en torno a los temas que trato, también trabajo por mejorar el papel del cómic y el arte en la sociedad. Hay que educar para que la gente aprecie más los cómics. De hecho, uno de los proyectos en los que estoy trabajando actualmente trata de acercar a los niños al mundo del cómic.


Galeria de Imágenes

Rosa Laparra y Zarva BarrosoViñeta Don Barroso. 2016. Zarva Barroso

Información | 963 036 100 | fundacion@divinapastora.com
© 2017 Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies